PELIS Y SERIES/REFLEXIONES Y ARTICULOS

DOS DÍAS, UNA NOCHE (ESCORZOS Y TORTÍCOLIS)

Vas al cine. Sesión 20:30. “Sólo queda fila 3” dice la taquillera. – Ok, no pasa nada. Entras en la sala. Es fila 3, sí, pero en el ‘corner’ (Cines Renoir Plaza de España, sala 2, fila 3 butaca 20). Tienes que hacer un escorzo corporal acompañado de un giro de cuello que desconocías para poder ver la pantalla. La fila se llena de gente que llega tarde, movil luminoso en ristre. No te caben bien las piernas, tienes que dejar el abrigo y esa bolsa llena de enseres domésticos bajo tus pies, por lo que el movimiento se reduce (más todavía). Es casi invierno, pero no hacía falta que el señor de la sala pusiera la calefacción tan alta. Empieza Dos Días, Una Noche de los hermanos Dardenne y la fantástica Marion Cotilliard como protagonista (prácticamente el 95% del tiempo en pantalla). Pero no puedes conectar con ella. Sufres sudoroso, en silencio. No era el día para esa película, ni esa butaca.

Llegas a casa, ves críticas de gente que te gusta y la nota de la película no baja de 8 ó 9. Sólo encuentras el comentario de un tipo brillante que comenta: “puntuar este bodrio de película con un 9 ó un 10 no te hace mejor persona” y automáticamente se te recoloca la columna vertebral y se relaja tu cuello aún dolorido.

Dos_d_as_una_noche

José L. Hernández

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s