PELIS Y SERIES

MOMMY

Si el arte tiene la misión de conmover, emocionar y agitar nuestras mentes, el joven director canadiense Xavier Dolan (1989), tiene la fórmula mágica para conseguirlo. Tanto estética, como emocionalmente, su última película confirma el talento ya palpable en trabajos tan maduros como Laurence Anyways (que dirigió con 22 años) o Los Amores Imaginarios (¡con 20!).

El formato elegido para casi toda la película, 1:1, recuerda como él propio director apunta, a elementos habituales de nuestra cultura contemporánea como los cd’s o el formato de las fotos de instagram. La vida de este joven con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y su madre encajan en ese marco cuadrado a duras penas. Pocas son las ocasiones en las que la vida les da un respiro y les permite la expansión horizontal que alivia y oxigena.

Mommy es una película emocionante, de extraña belleza, incluso caótica en ocasiones, pero magnética y armónica en su conjunto. La agridulce vida de esta familia y su lucha constante por mantenerse en equilibrio se refleja mediante un mosaico de pequeñas fotografías llenas de intensidad emocional. El ritmo y el tono unidos a su belleza formal atrapan desde la primera escena. El mensaje lanzado logra traspasar al entendimiento y la lógica cuando estamos ante algo que no podemos llegar a entender en su totalidad en un primer momento, pero que logramos apreciar y sentir paulatinamente.

La madre como personaje y como símbolo, aparece como gran metáfora de la vida y la muerte. Creadora, catalizadora, siempre presente incluso en la ausencia y haciendo que el mundo a su alrededor mantenga el equilibrio mientras el suyo propio se tambalea. El personaje que interpreta Anne Dorval va más allá de una simple interpretación artística y se convierte en un trozo de vida convertido en formato digital por su fuerza, dignidad y ejemplo.

Las historias de amor no tienen combinaciones, códigos o normas prefijadas. Y la historia de amor extrema que viven esta madre y este hijo es un viaje al centro de la tormenta que cambia sus vidas y esquemas cuando lo ajeno se convierte en propio. La cotidianidad puede ser un bello disfraz para encubrir grandes sufrimientos personales.

Enorme película. Absténganse mentes cuadriculadas (guiño).

cine_region_mommy_3_0

mommy2

 

José Luis Hernández

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s